La Gomera

El silbo gomero es un lenguaje silbado que se utiliza desde tiempo inmemorial en la isla de La Gomera para comunicarse a grandes distancias. No se trata de una serie de códigos preestablecidos que sirven para expresar contenidos limitados, sino de un lenguaje articulado, reductor, no convencional, que permite intercambiar una gama ilimitada de mensajes al reproducir mediante silbidos las características sonoras de una lengua hablada.

La profundidad y distancia entre barrancos facilitaron la creación de un lenguaje único en el mundo y que ha merecido la protección de la UNESCO, considerándolo Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en Septiembre del 2009.

Posee un valor excepcional como muestra del genio creador humano. Además de tratarse de un sistema adaptado y desarrollado para facilitar la supervivencia en un entorno concreto, sus usuarios lo han dotado de una gran complejidad técnica y estética.

El Silbo Gomero es la expresión de la cultura popular de La Gomera, está fuertemente arraigado en la población de la isla, ha servido de factor cohesionador de la comunidad durante años, y constituye una seña de identidad de La Gomera y de todo el archipiélago canario.

GARAJONAY

El Parque Nacional de Garajonay debe su nombre a la leyenda de los amantes Gara, princesa gomera y Jonay de Tenerife quienes ante la desaprobación de su amor por sus familiares, decidieron clavarse una lanza de madera y tirarse desde el pico más alto de la isla.

El parque destaca sobre todo por ser el principal exponente de la laurisilva canaria, un ecosistema proveniente de la Era Terciaria, que desapareció del continente como consecuencia de los cambios climáticos ocurridos en el Cuaternario.

El bosque de laurisilva del Garajonay concentra la mitad de la extensión arbórea madura de este tipo de vegetación en todo el archipiélago, en unas condiciones óptimas de conservación.

De las siete islas del archipiélago canario, La Gomera, es la que conserva las costumbres y tradiciones de una manera más pura.

El folklore de La Gomera tiene algo exclusivo dentro del folklore del archipiélago: el baile del tambor, que es un canto y danza ancestral, único en el mundo hispánico, por la arcaica combinación del canto de los romances con la danza de filas enfrentadas, propia de la música y coreografía de las islas. La letra de los cantos está formada por poemas épicos o amorosos de tipo narrativo, que cuentan una historia completa.